El mercado de tarjetas gráficas vive su peor momento desde 2008. Malas noticias para las Radeon RX 7000 de AMD

El mercado de tarjetas gráficas vive su peor momento desde 2008. Malas noticias para las Radeon RX 7000 de AMD
37 comentarios

El próximo 13 de diciembre llegarán a las tiendas las primeras tarjetas gráficas Radeon RX 7000 de AMD. Este es el hardware gráfico que nos propone esta marca como alternativa a las GeForce RTX 40 de NVIDIA, y, aunque su microarquitectura RDNA 3 incorpora varias innovaciones muy atractivas, tenemos razones de peso para prever que no van a tenerlo fácil. Nada fácil.

Según la consultora Statista a finales del primer trimestre de este año Intel acaparaba una cuota de mercado del 60%; NVIDIA, del 21%; y AMD, del 19%. Estas cifras no reflejan las GPU que se vendieron durante ese periodo; contabilizan las unidades que se distribuyeron. Aun así, nos permiten estimar con bastante precisión el peso que tienen actualmente estas tres compañías en este mercado.

Más allá de este dato lo interesante es que la gráfica de Statista refleja con claridad algo que los usuarios podemos observar desde hace varios meses si prestamos atención al stock de las tiendas: la venta de tarjetas gráficas no está en un buen momento. De hecho, la gráfica revela una tendencia a la baja desde el último trimestre de 2020 que se ha agudizado claramente a partir del segundo trimestre de 2021.

Intel mantiene una posición sólida, pero AMD y NVIDIA pueden sufrir

Los datos que ha recogido hace poco más de una semana la consultora Jon Peddie Research (JPR) nos resultan útiles para formarnos una idea más certera del estado en el que se encuentra actualmente el mercado del hardware gráfico. Y no es bueno. Su estudio refleja que estamos ante la mayor caída de las ventas en dos trimestres consecutivos desde la crisis que se inició en 2008.

En plena crisis de las GPU la cuota de Intel se ha incrementado, mientras que las de AMD y NVIDIA han mermado

De acuerdo con JPR, como os contamos la semana pasada, si comparamos las cifras del segundo y el tercer trimestre de 2022 el descenso de las unidades distribuidas durante este último asciende al 10,3%. Además, la distribución de GPU para PC se redujo en un 15,43% durante el tercer trimestre de este año comparada con el mismo periodo del año pasado, mientras que la distribución de procesadores gráficos para portátiles mermó en un 30% en este mismo contexto.

Sin embargo, y es algo que merece la pena que no pasemos por alto, esta herida no está afectando a estas tres compañías por igual. La cuota de mercado de Intel, de nuevo según JPR, se ha incrementado en un 10,3%, mientras que la de AMD se ha reducido en un 8,5%, y la de NVIDIA ha mermado en un más tímido 1,87%.

La fortaleza de Intel es indudable. Las soluciones gráficas de esta compañía están respaldadas por el apoyo que recibe de los integradores vinculados al mercado del PC. A los entusiastas de los juegos puede sorprendernos que Intel tenga una posición tan sólida en un mercado en el que las soluciones para gaming de AMD y NVIDIA tienen tanto tirón, pero este comportamiento responde, como acabamos de ver, al contundente respaldo que recibe Intel de los integradores de ordenadores de sobremesa y portátiles.

Este mercado probablemente no ha tocado fondo. En apenas dos semanas veremos si las Radeon RX 7000 consiguen soportar esta presión

Este panorama nos invita a otear en el horizonte un futuro cercano complicado. Al menos para NVIDIA y AMD. La extinción casi total de la minería de criptomonedas, la inflación, la recesión económica, y, sobre todo, el hartazgo que muchos usuarios manifiestan abiertamente en las redes sociales como consecuencia de los precios que tiene el hardware gráfico, anticipan que este mercado probablemente no ha tocado fondo. En apenas dos semanas veremos si las Radeon RX 7000 consiguen soportar esta presión.

Temas