Acer entra de lleno en el mercado de las tarjetas gráficas, aunque pasa de NVIDIA y AMD: apuesta por una GPU Intel Arc A770

Acer entra de lleno en el mercado de las tarjetas gráficas, aunque pasa de NVIDIA y AMD: apuesta por una GPU Intel Arc A770
8 comentarios

La entrada de Intel en el mercado de los procesadores gráficos es una muy buena noticia para los usuarios. NVIDIA y AMD se lo han repartido durante muchos años de forma exclusiva, y que solo dos empresas tengan tanta preeminencia debería inquietarnos. Dónde ha quedado ya una marca extinta y tan apreciada por los entusiastas como lo fue en su día 3dfx, cuyas tecnologías más relevantes y buena parte de sus ingenieros fueron asimilados por NVIDIA en el año 2000.

Una mayor competencia obliga a todos los actores involucrados a ponerse las pilas y dedicar más recursos a la innovación, y, además, suele provocar que los precios bajen. Todavía es pronto para percibir qué impacto va a tener la entrada de Intel en el mercado de las soluciones gráficas con su familia Arc, pero no cabe duda de que su participación en esta liza debería ser beneficiosa para nosotros, los usuarios, más pronto que tarde.

De momento la compañía de Santa Clara está recibiendo el respaldo de algunos fabricantes de hardware. Sorprendentemente, Acer, que hasta ahora no producía tarjetas gráficas, ha decidido entrar en este mercado, pero no va a hacerlo apostando por una solución de NVIDIA o AMD; va a entrar de la mano de Intel. Y, curiosamente, su tarjeta gráfica Predator con GPU Intel Arc A770 pinta bien. Esto es lo que sabemos de ella.

Esto es lo que sabemos (de momento) de la Predator BiFrost de Acer

Su GPU no deja lugar a dudas: la primera tarjeta gráfica de Acer es una propuesta para entusiastas de los videojuegos que posiblemente tendrá un precio competitivo. El modelo de referencia de la propia Intel equipado con este mismo procesador gráfico, el Arc A770, tiene un precio de partida de 329 dólares (335 euros aproximadamente), por lo que posiblemente esta propuesta de Acer se moverá en ese mismo segmento de precio.

Según Intel su GPU Arc A770 rinde mejor que el procesador gráfico GeForce RTX 3060 de NVIDIA. Ya veremos...

Todavía no conocemos su precio oficial, y tampoco tenemos pistas sólidas acerca de su rendimiento, pero, según Intel, su GPU Arc A770 rinde mejor que el procesador gráfico GeForce RTX 3060 de NVIDIA. Nosotros de momento recogemos esta afirmación con toda la precaución posible, pero confiamos en tener pronto la oportunidad de probar una de las nuevas tarjetas gráficas con GPU de Intel para comprobar si realmente están a la altura de las expectativas que están generando.

En la fotografía que publicamos en la portada de este artículo podemos ver que, curiosamente, esta tarjeta gráfica de Acer recurre a un diseño asimétrico y resultón en el que destacan dos ventiladores de diferente diámetro. El central es de tipo turbina, y parece que se responsabiliza de expulsar hacia el exterior de la caja del PC buena parte del aire caliente que ha absorbido la energía térmica disipada por la GPU y los componentes de la solución gráfica que más se calientan.

El otro ventilador está alojado en un extremo de la placa de circuito impreso de la tarjeta gráfica, y es perceptiblemente mayor que el de tipo turbina. También sabemos que esta tarjeta gráfica ocupa dos ranuras y media, y que utiliza dos conectores de alimentación de 8 pines, pero hay algo importante que desconocemos: no sabemos si incorporará 8 GB de VRAM, 16 GB, o bien si estarán disponibles ambas versiones. Posiblemente sabremos más a partir del 12 de octubre porque ese día llegarán a las tiendas las primeras tarjetas gráficas con GPU Arc de Intel.

Temas