Ver perfil

Del infinito al más allá, poco o nada (Xatakaletter #65)

Del infinito al más allá, poco o nada (Xatakaletter #65)
Por Xataka • Publicación #63 • Visualizar online
Venga, lo voy a confesar. A mí Buzz nunca me cayó del todo bien. Me parecía demasiado estirado y rígido. Era un buen complemento para un Woody mucho más divertido y optimista —aunque un poco descerebrado—, pero salvo por su célebre ‘hasta el infinito y más allá", el personaje era para mí hasta olvidable. Y quizás por eso el tráiler de 'Lightyear’ no me llamó especialmente la atención. No me dije a mí mismo ‘esta no me la pierdo’.
Ese es mal síntoma para una película que viene de los magos de Pixar. No sé si esa era también la sensación de mucha gente, pero lo cierto es que la producción no ha funcionado tan bien como se esperaba en taquilla. El estreno de ‘Lightyear’ ha sido un relativo pinchazo: se esperaba que dejara atrás a ‘Top Gun: Maverick’ y a ‘Jurassic World: Dominion’, pero esas dos películas están dominando la taquilla de forma imperial.

Hay quien argumenta que el problema es el famoso beso, pero hay una razón mucho más poderosa para ese relativo fracaso de ‘Lightyear’. En un segmento como el del cine que está absolutamente dominado por las secuelas y la nostalgia, el problema de ‘Lightyear’ parece ser precisamente ese: que no es especialmente nostálgica.
Eso ha funcionado a lo bestia en el caso de Maverick y Jurassic World, pero es que esas películas eran todo un homenaje a los títulos originales. Los que las vimos de jovencitos estamos ahora encantados de ver a muchos de los mismos personajes de las pelis de hace cerca de 30 años —se dice pronto, porras— aunque las historias sean un poco repes de aquellas ya contadas. Da igual. Está Tom por un lado y están Sam, Laura y Jeff por el otro. El resto importan, sí, pero menos. Uno ve esas pelis y se siente (supongo) como en casa.
Todo esto hace que la industria del cine tenga un problema mucho mayor que ese tropiezo de Pixar. Y ese problema no es otro que la citada nostalgia. Eso es lo que vende. No hay más. Las historias nuevas parecen darnos pereza: mejor lo malo bueno conocido, porque si uno es capaz de hacer un refrito decente, la gente irá al cine a verlo. ‘Lightyear’ falla en eso: no es lo suficientemente nostálgica, ni lo suficientemente refrito. Eso, que debería ser un elogio, parece haber sido en su contra… y de la industria.
Qué ha pasado esta semana
Científicos que no querían gastar. La historia de los p-valores es curiosa, pero lo es más el hecho de que la ciencia lleva 100 años utilizando un parámetro clave porque un señor no quiso pagar por unas tablas.
¿Quién compra en una Apple Store a las 3 AM? Eso mismo nos hemos preguntado nosotros, y ya tenemos respuesta.
En China creen que los Tesla espían. Y por eso mismo han prohibido que circulen por determinados lugares por si las moscas. Es un anticipo de lo que viene. Estos coches, por cierto, han dominado el segmento de los eléctricos, pero parece que en un par de años se les acabará el chollo.
Se venden mineros de criptomonedas. La caída a plomo del valor de las criptomonedas y la subida de los precios de la electricidad ha provocado un curioso suceso: no paramos de ver “rigs” de minería a la venta en Wallapop. No son baratos.
Esta fragata tiene una réplica virtual. La nueva fragata F-110 de la Armada Española es un “buque inteligente” que además tiene un “gemelo digital”. La idea tiene mucho sentido.
Rejuveneciendo a nuestros bisabuelos. Restaurar fotos antiguas era una tarea pesadísima. Ahora Photoshop lo hace por nosotros en un clic.
Dime cuántas criptomonedas tienes. La pregunta no es de La Resistencia, sino de Hacienda, que obligará a declarar cuántas tienes, y además indicarlo en euros.
El futuro es de los aviones pequeños. O eso indican en Airbus, donde acaban de estrenar el A321XLR. Este avión es lo contrario del gigantesco A380, y la idea es la de ir a aviones más pequeños, más modernos y menos contaminantes.
Vente a la oficina. Parecía que la pandemia había servido como prueba de que el teletrabajo podía ser una modalidad estupenda para las empresas, pero las grandes no se fían: cada vez piden más días de oficina.
Android Auto se despide. En Google ya habían avisado, y ahora se produce la transición hacia el modo de conducción de Google Assistant, pero cuidado, porque ese sustituto no está al alcance de todos.
La cifra
69 KB.
Esa era la capacidad de la memoria RAM de las sondas Voyager que parece que pronto acabarán siendo desconectadas. El logro es absolutamente asombroso.
El lanzamiento
Estos días se han presentado los POCO F4 y POCO X4 GT, dos terminales que plantean una apuesta interesante en la gama media pero que también complican la tradicional filosofía de POCO, que cada vez se parece más a Xiaomi.
Enlaces a gogó
Darth Vader, jubílate. El mejor villano de la historia del cine está siendo peligrosamente devaluado [Espinof]. Lo demuestra su aparición en ‘Obi-Wan Kenobi’, donde al final su participación no ha logrado el efecto esperado.
Curritos en patinete. La subida de los carburantes, el encarecimiento de otros medios de transporte y hasta la pandemia han impulsado el crecimiento del uso de los patinetes, pero las ciudades no están preparadas para esto [El Confidencial].
Si quieres ver los partidos de Segunda, apoquina. La subasta de lotes de partidos de LaLiga ha sido un pequeño desastre: algunos partidos de LaLiga se podrán ver en abierto en GOL TV, pero hay malas noticias para la Liga SmartBank (segunda división), porque todos esos partidos serán de pago [Xataka Smart Home].
En defensa de la procrastinación. El procrastinador es un idealista, un soñador, el alma que necesita el mundo para creer que las cosas, contra todo pronóstico, saldrán bien. Postergar no significa no hacer nada, ni mucho menos, significa no hacer lo que se debe hacer [El País].
Fibra a precio de risa. La competencia en el segmento de las operadoras de telecomunicaciones ha hecho que O2 reaccione, y ahora tiene un precio de derribo [XatakaMóvil] de su tarifa de sólo fibra que es desde luego tentadora.
Así se metió España en internet. Si eres mayorcito seguro que oyes nombres como RedIRIS, Ibertex/Videotex o Infovía y te recorre una curiosa sensación. Todos ellos fueron parte de la historia de cómo España dio sus primeros pasos en internet [Carballar].
Las APIs lo cambiaron todo. Hoy estas Application Programming Interfaces están por todos lados, pero en 2002 el concepto era casi desconocido. Jeff Bezos, creador de Amazon, fue probablemente quien acabó logrando que su uso fuera masivo. Y todo por un correo. [Genbeta].
Zuckerberg nos quiere poner gafas. De realidad virtual y aumentada, para más señas. Su apuesta por el metaverso está en gran parte basada en eso, y ha enseñado algunos de los prototipos con los que están trabajando. Tienen buena pinta [Input, en inglés].
Google no es lo que era. Hace tiempo que se viene hablando del declive del buscador por excelencia, y ciertamente algo está pasando con Google [The Atlantic, en inglés].
¿Te gustan los mapas? Pues atento, porque la Unión Europea regala unos gigantescos que podrás recibir gratis en casa [Genbeta] y que además llegan en diversos estilos y formatos.
De compras
Juan Carlos López tiene nuevo capricho: la consola retro Egret II Mini de Taito: “Durante los últimos seis años he ido poco a poco comprando todas las consolas en formato mini que han llegado a España (y también he conseguido en el extranjero algunas que no lo han hecho), pero mi favorita acaba de caer en mis manos. Y es que Taito se ha sacado de la chistera la que, en mi opinión, es la consola en miniatura más cuidada de todas”.
“Me gusta el diseño de la Egret II Mini porque respeta escrupulosamente el de la máquina arcade. También me encanta la posibilidad de modificar la orientación de la pantalla de forma mecánica para disfrutar al máximo los videojuegos de naves. Y, sobre todo, me gusta su selección de juegos. Entre los 40 títulos que incluye brillan clasicazos como ‘Bubble Bobble’, ‘Rainbow Islands Extra’ o ‘Rastan Saga’. ¿Pegas? Sí, una: su sonido deja mucho que desear. Aun así, esta consola es una joyita”.
A qué jugar
Y por si lo de antes era poco, John Tones nos hace una recomendación de ocio que de nuevo está dedicada a los videojuegos retro: ‘Capcom Fighting Collection’: “Pocos juegos en los últimos tiempos con tanto aroma a clásico como esta recopilación de iconos del género de lucha de Capcom (coincide, eso sí, con Sonic Origins, que recopila nada menos que Sonic The Hedgehog 1, 2, Sonic 3 y Sonic CD). Pero esta apuesta de Capcom es absolutamente imprescindible si alguna vez aporreaste una recreativa en los ochenta”.
“El recopilatorio (que sale en todas las consolas y PC) incluye algunas entregas de Street Fighter (solo el II en versión Hyper entre los clásicazos, al que se suman Super Gem Fighter Mini Mix y Super Puzzle Fighter II Turbo) y un par de rarezas: Red Earth, hasta ahora inédito fuera de las recreativas, y Cyberbots, de combates entre mechas. Pero el plato fuerte es la recuperación de la magnífica saga Darkstalkers con cinco titulazos. Y por supuesto, todo con los extras habituales y mejoras para jugar online como si tuvieras a tu contrincante ahí al lado, escupiéndote palabrotas en el oído”.
¿Te ha gustado?
Xataka
Por Xataka

La tecnología y la ciencia que nos inspiran y encantan, en una newsletter hecha a mano por un humano, no por un robot. Cada domingo en tu buzón.

Para cancelar tu suscripción, haz clic aquí.
Si te han remitido este boletín y te ha gustado, puedes suscribirte aquí.
Creado con Revue por Xataka.