España tiene un serio problema con el envejecimiento de su parque de automóviles (y pocas soluciones)

España tiene un serio problema con el envejecimiento de su parque de automóviles (y pocas soluciones)
97 Comentarios

El parque móvil español está envejecido. Mucho. Pero no es el único. En enero, ACEA cifraba en 13,1 años la edad media de los vehículos que circulan por nuestro país. Sin embargo, la caída de las matriculaciones de vehículos nuevos ha elevado esta cifra. Según Línea Directa, con datos de la DGT, esta cifra ha crecido hasta los 13,5 años.

De hecho, según datos de la asociación europea, 16.044.285 automóviles españoles contaban con más de diez años a principios de 2022. Con los datos actualizados por la aseguradora, esa barrera de 16 millones de vehículos es la que marca a los más ancianos, aquellos que cuentan con más de 15 años de edad. Y el 66% de los más de 22 millones de vehículos registrados en nuestro país tienen más de 10 años.

El problema a nivel europeo es que estas cifras no están tan alejadas de la media del continente. Si bien Luxemburgo (la que mejor registro tiene) cuenta con una media de 6,7 años en su parque móvil o Austria rebaja la cifra hasta los 8,5 años, países como Alemania ya se sitúan en 9,8 años y Francia en los 10,3 años de media.

Además, la salud de la economía española, con los ciudadanos perdiendo buena parte de su poder adquisitivo, está dificultando aún más la modernización del parque. De hecho, el pasado mes de agosto, las matriculaciones de vehículos nuevos subieron en un 9%, pero fueron un 30% inferiores al mismo periodo de 2019, según datos de Anfac. Además, el mercado de particulares, que se suele utilizar para testar la salud general de la industria, cayó un 4%.

Para entender esta tendencia, las asociaciones de fabricantes también apuntan a la falta de stock en los concesionarios. Un dato a tener en cuenta pero que no es definitivo. De hecho, hasta el pasado mes de julio, en España se han comprado este año más coches usados que nuevos. Y, además, el 61,5% de estos vehículos transferidos tenían más de 10 años.

Que el envejecimiento del mercado automovilístico está íntimamente ligado a la industria queda claro cuando se comparan datos. El parque total de automóviles es un 38% más anciano que hace una década. Entre los años 2000 y 2008, en España se vendían alrededor de 1,5 millones de vehículos anualmente. Desde entonces, sólo entre 2015 y 2018 se superó el millón de unidades vendidas en un año.

Un problema de todos

Que un coche con más de 10 años es más inseguro que uno nuevo es indudable. De hecho, en su estrategia para eliminar las víctimas en carretera, la UE ya está obligando a homologar vehículos con una potente dotación tecnológica en materia de seguridad.

Según datos de la DGT, ya en 2015, cuando gran parte del parque automovilístico carecían de ayudas ADAS a la conducción que ahora comienzan a ser habituales, las posibilidades de fallecer en un vehículo de 10 años se duplicaban, si se comparaba con un vehículo nuevo. En 2011, los coches con más de 15 años implicados en un accidente era del 15% del total, hoy es del 44%.

Sin embargo, no sólo es cuestión de lo nuevos y mejores sistemas que incorporan los vehículos. Tanto la DGT entonces como los estudios actuales apuntan a un problema: los conductores desatendemos el mantenimiento cuando el coche cumple diez años.

La asistencia de la ITV parece ser un problema en nuestro país. El 40% de los automóviles no se presentan a este examen técnico periódico, el 50% de los que sí lo hacen presentan algún tipo de deficiencia y uno de cada cinco son rechazados por arrastrar faltas graves o muy graves.

Según recoge Línea Directa en el estudio ya mencionado, el 44% de los vehículos rechazados en la ITV lo hacen por defectos en el alumbrado, el 34% por problemas en la dirección y el 26% por deficiencias en los ejes, los neumáticos o la suspensión. Todo ello revierte en una mayor inseguridad en la carretera pues, según la DGT, un coche con los neumáticos desgastados recorre cinco metros más antes de frenar, unos 20 metros con los frenos castigados y 28 metros si la suspensión es deficitaria.

Y el último verano parece confirmar la tendencia. Desde la aseguradora Axa apuntan a que este año se han registrado un 26% más de asistencias por neumáticos en mal estado que en 2019. En este apartado, los reventones se han multiplicado y se han registrado hasta un 97% más de incidencias por este motivo.

Foto | Juanedc

Temas